Seleccionar página

El trabajo en equipo aporta, flexibilidad, innovación, habilidades, experiencias, planteando también distintos desafíos. Todas muy necesarias para nuestra evolución.

Una de las cosas que nos permite nuestro cerebro social a través de nuestro instinto gregario es desarrollo del trabajo en equipo. Desde las estrategias tomadas inicialmente para cazar hasta nuestro tiempos.

Un equipo es un conjunto de personas que interactúan con una meta en común. Que establecen normas para su funcionamiento, en acuerdo con los miembros de ese equipo del cual se sienten parte. Para ello es importante comunicarnos, relacionarnos, vincularnos, sortear obstáculos, afrontar desafíos, actuar coordinadamente para lograr nuestros propósitos.

Etapas del equipo

Creación

Donde los integrantes del equipo se conocen mutuamente. Integración entre miembros para afianzar el equipo y determinar su construcción. Importantísima la función del líder en ello. También puede construir ambientes de confianza. Valioso es generar actividades para la liberación de oxitocina. Esto sienta las bases para el modelo de comunicación y la formación de la cultura del equipo.

Orientación  

La orientación se da por los objetivos del grupo, el propósito para que se forma, delimita las formas de trabajo, donde son importantes las opiniones de los integrantes del grupo con respecto a ello. Es sustancial que las formas de trabajo sean compartidas y consensuadas por todos los integrantes del equipo. Para el fomento de las relaciones es importante el trato cordial y evitar lo que denominamos dolor social, tareas específicas para evitar así las amenazas en alguno de sus miembros.

La solución rápida de conflictos que puedan responderse en las relaciones del equipo, para desarrollar la gestión emocional y habilidades relacionales dentro del equipo.

Esto sumado a los logros que el equipo vaya sumando ira forjando la eficiencia y el rendimiento del mismo. La fluidez del equipo también se da con la madurez del equipo y esto lo afianzara cada vez más.

Metaprogramas para el Trabajo en equipo

Adentrandonos en las herramientas de la Programación Neurolingüística podemos utilizar la complementariedad que se da por los llamados metaprogramas que presenta, desarrollando dentro del equipo la mayor complementariedad posible.

Así por ejemplo, puedo tener en el grupo alguien que le guste trabajar desde lo general de los temas y otro integrante que le guste trabajar con nivel de detalle. Con esto ya tengo la complementariedad que da para el metaprograma «De global a detalle» y de «Detalle a «global».