fbpx
Si queremos hablar de emociones, este mes es ideal, Pixar acaba de estrenar la película “Intensamente” o como fue denominada en inglés ‘Inside Out’.
En ella, esta empresa hacedora de éxitos y llena de sensibilidad para poder transmitir sus mensajes. Nos permite explorar el mundo emocional que atraviesa  una niña de once años.

 Como vivimos diariamente nuestras emociones, el porqué de muchas reacciones que  las creemos inexplicables. En este estreno que  Pixar anticipó sin competir en el festival de Cannes . Nos presenta que pasa en nuestra mente cada instante según las circunstancias que vivimos.

En Intensamente, Pixar  explora el mundo emocional de Riley.  Una pequeña y bella  niña de once años que se encuentra ante el desafío del desarraigo. Y comenzar nuevamente su vida en una ciudad desconocida, en un nuevo colegio, con nuevos amigos y rutinas cambiadas y renovadas.

Esta pequeña  niña de once años y la interacción de las  cinco emociones principales por las que tamizamos nuestra realidad son los protagonistas del filme. Como siempre decimos, cuando nos manejamos emocionalmente, la tarea es árdua y Pixar no tuvo privilegios en este campo. Para plasmar de la manera que hizo las emociones que nos atraviesan la vida. La compañía tardó  cinco años produciéndola, el resultado: un producto que nos enseña a adultos y niños. Como en nuestra mente un sinfín de emociones se encuentran. Sobreponen o parecieran no ponerse de acuerdo produciéndonos internamente esos periodos de conflictividad interna propia de los seres humanos.

Introducción

Los estudios de animación Pixar presentan la historia de la niña y de las cinco emociones.  Que  batallan en su mente en cada momento: Alegría, Miedo, Tristeza, Desagrado y Furia. Podemos apreciar como, según las circunstancias, el cuartel general que se encuentra en su psiquis, es una de las cinco emociones la que decide cómo comportarse o reaccionar. Situación que se ve también cuando interactúa con los padres. Ahí podemos apreciar como en los cuarteles de los padres. Las emociones cambian la manera de interrelacionarse y de tomar el control de las situaciones.

La película se introduce de manera extraordinaria  en el mundo interior de Riley. La pequeña que, por  decisión de sus padres, se muda con toda su familia a la ciudad de  San Francisco, E.E.U.U. Según su director, Pete Docter «Es una película sobre el papel de las emociones en nuestras vidas y cómo nos conectan a los demás».

En «Headquarters»-el  centro neurálgico  de la mente de Riley- habitan sus emociones, la optimista y optimista «Joy» (la alegría), Sadness (la tristeza), el miedo (Fear),  la furia (Anger) y el desagrado (Disgust). Desde ese rincón tan especial de su mente, de manera intermitente o según las circunstancias. Desde allí manejan y controlan el estado de ánimo de la joven. Ayudándola a recorrer cada nuevo día y navegar las nuevas circunstancias y  situaciones diarias de días.

 Como en la película nuestra mente es una batalla de emociones

Cada uno de nosotros posee en el interior de su mente una batalla de emociones que muchas veces. Van de un extremo al otro y no sabemos cómo manejar. En el film vemos cómo afectan a nuestros estados de ánimos y emociones nuestra memoria. Nuestros recuerdos de la infancia se van consolidando en lo más profundo de nuestras mentes. Y hacen que, ante determinadas circunstancias, si no contamos con herramientas adecuadas, dejemos que prevalezcan las emociones menos deseadas o favorables para nuestro bienestar y salud.

Siguiendo con la película, esta batalla se libra en su mente con apenas once años, lo que la hace más vulnerable. O inconsciente de lo que realmente pasa con sus emociones. “Inside Out” nos muestra cómo fue su infancia hasta ese momento. Riley era feliz en el estado de Minnesota. Sus recuerdos de esa etapa se encuentran plagados de las emociones más bellas. Cuando su familia resuelve mudarse a la ciudad de San Francisco.

Las rutinas cambian y los nuevos desafíos hacen que sus emociones no se sientan tan estables. Y ella no pueda predecir sus estados de ánimo. Sus emociones deben adaptarte tanto Como ella a las nuevas circunstancias que ambas deben enfrentar. Alegría quiere ganar la batalla en la mente de la niña. Protagonista pero tiene que librar una dura batalla con la tristeza y  sus otras emociones. Las  dificultades propias de adaptarse a  su nueva casa, su nuevo colegio, nuevas amistades.  Y las propias inseguridades  y los desafíos de esta etapa nos hacer reflejarnos cada vez más con la protagonista.

El  primer día de escuela no fue como lo esperaba, y no arranca bien. Riley  acaba llorando ante una multitud de  compañeros desconocidos.  Y es allí donde la tristeza se apodera del resto de sus emociones. Quien con su figura bajita, gafas azules evoca recuerdos del pasado de Riley no muy felices.

Si bien el director de la película asegura que «Todas las emociones tienen su encanto»,  en la vida real no es como en la vida de la animación.

El mundo real y el mundo ‘emocional’

La película explica muy bien esa pelea interna que llevamos los seres humanos según los momentos que nos tocan vivir y  según afloran nuestras emociones. Es aquí donde vemos como en una película, su director pudo plasmar ese intrincado mundo de las emociones que ocurre en la vida real de cada ser humano.

Somos seres que estamos en cierta forma condicionados por nuestras emociones, pero  si aprendemos a reconocerlas y manejarlas, también somos capaces de que esas emociones nos beneficien. Sí, es un trabajo arduo, pero se puede. Nuestros recuerdos más tristes o inclusive traumáticos los podemos re significar con un trabajo y entrenamiento adecuado. Esta película nos invita a identificar que pasa en nuestra mente y  a la vez, permite que en caso de vernos reflejados con las emociones negativas, podamos buscar alternativas para que sean las positivas las que predominen en nuestra vida.

Publicaciones relacionadas