Seleccionar página

Vamos a estar recorriendo como influye nuestra glandula pineal y podemos estimularla en nuestro trabajo en trascendencia, representado desde las Neurociencias por Joe Dispenza.

Estados de consciencia

Estado de vigilia, cuando dormimos, cuando soñamos y el momento transcendental.

El momento lucido y transcendental se da rara vez cuando vivimos más nuestro sueño que la realidad tridimensional en la que estamos inmersos.

Una vez que vivimos esta experiencia pasamos gran parte de nuestra vida queriendo replicarla. Ya que tenemos toda la maquinaria biológica y neurológica para poder replicarlo.

Existe un puente entre el espacio tiempo y el tiempo espacio por el cual se puede acceder a través de la glandula pineal. Esto es lo que podemos hacer desde nuestro interior evitando el uso de drogas exogenas.

Activación de la glandula pineal

La glandula pineal puede activarse electricamente, ya que posee propiedad piezo electricas cuando existe tension mecanica, que en lo que conocemos puede aplicarse a través de distintos tipos de respiraciones que podemos realizar nosotros mismos. Esto produce un campo electromagnético que va más allá de nuestro cuerpo.

Mantenemos nuestra conciencia en la respiración que realizamos por nariz inspirando y exhalando y ademas en los músculos que se contraen y distraen cuando exhalamos. Produciendo presión intratrecal. Esto enciende nuestro sistema nervioso simpático.

Liberamos energía corporal activando electromagnética mente nuestras conexiones cerebrales. Lo que nos ayuda a captar señales que están más allá de nuestros sentidos y de nuestra consciencia.

La glandula pineal se transforma en una antena que transporta información a nuestro cerebro. Que a su vez lo va a transformar en imágenes con un significado determinado para nosotros.

La glandula pineal actúa como un transductor. Como si fuera una antena de televisor que toma una señal del medio por tener esa antena y la transforma en una imagen con significado que podemos decodificar.

Al igual que la meditación , la frecuencia que captamos con este tipo de ejercicios de respiración va más allá de la mente analítica.

En ese momento la glándula pituitaria comienza a liberar diferentes tipos de químicos, uno de ellos es la oxitocina.

Huella emocional de gratitud

Algo está sucediendo o ha sucedido en el cual estamos en el estado máximo de recepción. Lo que comienza producir el sentimiento de gratitud.

Esto crea una cascada de químicos que recorre todo nuestro cuerpo. Lo que produce un campo electromagnético que intercambia información con el medio. Produciendo melatonina que tiene una serie de antioxidantes naturales para nuestro cerebro y nuestro cuerpo. Esto también hace que nos relajamos en el momento presente.

Esto a su vez estimula nuevamente la glándula pineal comenzando nuevamente el proceso.