Seleccionar página

Vamos a explorar la debilidad de la voluntad y como caemos en la procrastinación. Lo tenemos tanto solos como en grupo que suele darnos problemas en logros, relaciones y comportamientos.

Peter Gollwitzer nos recomienda armar una estrategia de autorregulación para sostener nuestras más profundas intenciones. Más allá de la voluntad y la procrastinación.

Nos habla de varias investigaciones donde la implementación de autorregulación para sostener estas intenciones lleva a logros constantes sin importar los obstáculos que se encuentren en los objetivos. El en su investigación personal lo lleva incluso mas allá pudiendo implementarse en impulsos cognitivos, afectivos o incluso en conductas responsivas.

Superando Desafíos

Poder implementar el sostener nuestras intenciones nos ayuda a estar direccionados en nuestros objetivos, más allá de cualquier obstáculo que se presente. Ayuda también a tomar la iniciativa y a sostener en el tiempo la dirección del objetivo. Porque ayuda a generar estímulos internos necesarios, sin necesidad de apoyarse en estímulos externos necesarios para superar la debilidad de la voluntad y la procrastinación.

Esto lo demostró el mismo Gollwitzer en un estudio realizado en 1998 junto a Schaal, con estudiantes universitarios preparados para sostener su atención en sus intenciones, siendo expuestos a la vez a distintos tipos de distractores y feedback negativos con respecto a sus objetivos.

El poder sostener nuestras intenciones le otorga un significado mayor los objetivos que tengamos. Demostró además que la implentación de sostener las intenciones refuerza la seguridad, el enfoque en las ventajas y la autoestima. Promoviendo una mayor planificación y dar cursos a la acción.

Sostener la dirección en la intención lograron sostenerse en sus recursos y modificar incluso creencias limitantes con respecto a los mismos que les permita superar los desafíos.

Automatizando la estrategia

La investigación permitió demostrar como sostener la intención podía ayudar al logro de objetivos, modificar conductas , tomar otras decisiones, planificar y actuar.

Testeando diferentes hipótesis y utilizando diferentes tareas cognitivas. Se anticipaban a los errores obstáculos, generando soluciones también cuando aparecían.

La intención determina no solo la dirección sino también hacia donde dirige la atención.

una vez que encontramos las claves criticas, la dirección hacia nuestros objetivos a traves de implementar la atencion a la intencion se da de forma automatica, inmadiata, con autonomia y eficiencia.

Por eso puede trasladarla hacia los comportamientos aprendidos.

Conclusión

Las neurociencias siguen dandonnos soporte para las tecnicas que tenemos de programación neurolingüística para el logro de nuestros objetivos y direccionarnos.

La invitación es probarlo y nos contas como te fue con eso.

https://www.researchgate.net/publication/262771600_Weakness_of_the_will_Is_a_quick_fix_possible

Te dejo el link del extenso paper de Gollwitzer.