fbpx

Hipnosis, ¿te animas a probar esta terapia?

Cuando vemos u oímos la palabra hipnosis, es muy común que se nos venga a la mente la parodia de alguien que se queda estático frente a alguien o algo a quien le ejerció cierto poder. Sin mucho menos tomarla como terapia a considerar.

Por ejemplo: ¡Me quede hipnotizada frente a la luna de esta noche!

O ¡Esa chica lo hipnotizo!…y podría citar muchos ejemplos más.

La hipnosis está muy lejos de todo esto.

A pesar de los malos entendidos divulgados por los magos de teatro, que hacen uso de una parte de las técnicas hipnóticas mezclándolas con trucos. La hipnosis, como terapia, está presente  en las Universidades de Medicina y en muchos Hospitales y  Clínicas de todo el Mundo.

Hipnosis

Se trata de un estado de focalización de la atención consciente con una disociación momentánea; permitiendo acceder a habilidades inconscientes.

Entonces podemos decir que la palabra hipnosis encierra un profundo y cauteloso estudio realizado por profesionales, para lograr excelentes resultados en las personas, su uso es totalmente beneficioso a nivel emocional, profesional, de relaciones.

La palabra hipnosis tiene su origen en el griego “Hipnos” que significa “sueño” y paradójicamente cuando estamos bajo hipnosis, no estamos dormidos, todo lo contrario.

Estamos en un estado de aguda lucidez y concentración.

Para citar un ejemplo pensemos en la veces que manejamos nuestro auto, y cuando llegamos a casa no recordamos como llegamos. Estamos tan automatizados, que no nos damos cuenta que quien nos trajo fue nuestro piloto automático. ¿Qué quiere decir esto? Que nuestro consciente estaba pensando en otra cosa y nuestro inconsciente es el que nos condujo a casa. ¿Les suena conocido?

En la hipnosis se forman ondas cerebrales alfa, que tienen una frecuencia más baja que las ondas beta, presentes cuando estamos totalmente despiertos.

La definimos como el  estado de focalización de la atención consciente con una disociación momentánea que permite acceder a habilidades inconscientes aunque éstas sean consideradas habitualmente inaccesibles.

Es un estado agradable durante el cual quedan en suspenso las dudas y los temores, es de una gran relajación corporal y muscular favoreciendo un pensamiento activo y creativo.

Usos

A la vez que permite, como ha sido demostrado con estudios científicos, el acceso a funciones habitualmente relegadas al parasimpático o al inconsciente, tales como:

– Capacidad de gestionar la sensación Dolorosa

– La capacidad de producir Hemostasis ( conjunto de mecanismos aptos para detener los procesos hemorrágicos)

– Producir Distensión y Relajación

– Mejorar de las funciones del Sistema Inmune

– Gran eficacia para combatir el estado Depresivo

– Paliar efectos secundarios de algunas medicaciones

La mayoría de estos efectos son positivos para el paciente de esclerosis múltiple y todos han sido probados con numerosos estudios publicados en revistas médicas y de hipnosis.

El Psiquiatra Milton H. Erickson incorporó la hipnosis al tratamiento psiquiátrico y al de la medicina. También realizaba terapia a través de ella. Su aportación al campo de la hipnosis tiene dos vertientes:

– Un protocolo hipnótico sencillo, amable y sin parafernalia. Parafernalia o ritual que posiblemente la hipnosis clínica había heredado de los Magos de Teatro, quienes fueron los que importaron la hipnosis de los faquires de Oriente. A esta nueva forma de hacer hipnosis se la llama “Naturalista” y consiste en una mera conversación sin necesidad de trance profundo.

– Un estilo o modalidad de psicoterapia totalmente novedoso ya que no busca origen (o supuesto trauma) del problema sino que orienta a la persona hacia la solución y no pretende cambiar la conducta solamente con razonamientos e indicaciones, sino motivar a la persona y ponerla en contacto con sus propios recursos para que ella misma produzca los cambios que elija.

Estilos de hipnosis

Por su facilidad de aplicación conversacional, siendo un estado natural y por su gran eficacia.  La Hipnosis eriksoniana está siendo incorporada a la Hipnosis Clásica en gran medida. Es la forma más sencilla de ayudar a pacientes a aprender a hacerse ellos mismos AUTOHIPNOSIS.  Así acceden por ellos mismos a los beneficios de los recursos que poseen.

Para concluir con la nota nos podemos preguntar para que sirve en definitiva la hipnosis, refiriéndome al uso más cotidiano.

Es muy difícil definir las aplicaciones de la hipnosis, porque en  verdad, cada uno va a determinar donde la utilizará. Para mostrarlo con claridad, esto es como si ustedes estudiaran Inglés y preguntaran a su profesora para qué les sirve saber inglés.

Entonces, la respuesta probable sería: “Para lo que vos quieras usarlo”. En la hipnosis pasa lo mismo. Entonces  “Sirve para amplificar las cosas que hacemos diariamente”. Para mejorar nuestras relaciones, mejorarnos a nosotros mismos por sobre todo, mejorar nuestro sistema inmune, nuestra salud

De cualquier manera, puedo citar algunos ejemplos:

Si trabajamos en negociación podemos generar un estado de relajación en una persona que se encuentre alterada. Si queremos generar un estado de aprendizaje podemos utilizar términos hipnóticos. Nos comunicamos con su inconsciente y así obtendremos ¡excelentes resultados!

Publicaciones relacionadas