fbpx

Vamos a estar definiendo el concepto de mente somática. Soma es un vocablo de origen griego que significa “cuerpo”

La mente somática es más antigua que la mente cognitiva. Es la que contiene nuestra inteligencia fundacional. Se trata de la mente que compartimos con los demás mamíferos y es muy eficaz para interrelacionarse con el entorno.

Existe una estructura de inteligencia y sabiduría dentro del cuerpo con la cual la persona puede estar sintonizada. Parte de nuestra consciencia descansa en el cuerpo. El cuerpo solo vive y respira en el momento presente. Cuando estamos en conexión con nuestra inteligencia somática parte de nuestra consciencia se ancla también en el momento presente.

Mientras nuestra atención se dirija hacia nuestras metas y pensamientos, si logramos que al mismo tiempo se vea enraizada a nuestras sensaciones físicas, podemos acceder a una gran riqueza de información plagada de recursos que enriquecen nuestra experiencia.

La experiencia subjetiva que nos trae la inteligencia somática surge de todas las culturas a lo largo de la historia y ser refleja lingüísticamente en lo que podemos denominar desde la PNL, el lenguaje de los órganos. Se trata de afirmaciones metafóricas traducidas en lenguaje idiomático, con la gente refiriéndose a diferentes partes del cuerpo y como hablan.

Es como mariposas en la boca del estómago.

Experiencia subjetiva de nuestra mente somática

La calidad y efectividad de nuestra mente somática. Nuestro conocimiento somático se afirma a sí mismo en forma de sensación sentida subjetiva, que difiere de nuestro sentir emocional. La sensación sentida es nuestra consciencia corporal del proceso continuo de la vida.

La sensación sentida viene de la interacción con el mundo que nos rodea.

Dentro de la mente somática podemos encontrar el cerebro entérico, cerebro del corazón, la respiración el biofeedback que nos da nuestro registro somático. También forma parte de esta mente la sintaxis somática, que da lugar a varios ejercicios de PNL que hoy en día utilizamos desde la tercera generación.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *