fbpx

Encontramos constantemente múltiples diferencias: diferentes necesidades, formas de expresión, caminos, etc. Hasta puede haber diferencia entre las cosas con tal como son y como a mí me gustaría que fueran. Puede haber diferencia entre mi percepción y tu percepción; por ejemplo, la misma pareja puede ver el matrimonio de formas aparentemente contradictorias. Existen  diferencias entre lo que dicen los demás y lo que la persona siente intuitivamente de sí misma.

Identidad en las diferencias

Nuestra manera de tratar las diferencias es una base fundamental de la autoidentidad. Nuestro planteamiento de las relaciones incluye Como Jung (1969)indicó: contenidos en el primer círculo y («yo»); (2) los valores, experiencias, verdades, oposiciones, etc., contenidos el segundo círculo ( el «no-yo»); (3) la relación entre las dos posiciones; y (4) el campo en el que están contenidas.

La plenitud es una combinación de vos y yo,y se demuestra que éstas son partes de una unidad trascendente, cuya naturaleza sólo puede entenderse simbólicamente, como en el símbolo del rotundum, la rosa, la rueda o la Solis et Lunae (el matrimonio místico del Sol y la Luna).

Además de indicar distintos aspectos de cualquier experiencia relaciona, estas perspectivas representan una serie de cuatro constancias psicológicas en cada ciclo de aprendizaje: la existencia (sentida) de un «yo»; la existencia (sentida) de un «vos»; la existencia (sentida) de una interconexión entre distintos seres; y la existencia (sentida) de una presencia más profunda que sustenta las diferencias.

Cada una de estas perspectivas conlleva una forma diferente de comprender, un significado diferente, un valor diferente. Al pasar por cada una de ellas, podemos desarrollar un conocimiento ecológico que conduce a una mayor integridad, capacidad de respuesta y felicidad.

Aprendizaje

Es posible completar un ciclo de aprendizaje, integrar esas lecciones y permitir que la rueda del aprendizaje vuelva a empezar con un nuevo conjunto de diferencias, conflictos y lecciones emergentes.

La individualidad por sí misma conduce a la dominación, el aislamiento y la soledad; la comunión por sí misma conduce a la sumisión, el aislamiento y la soledad. Estar separado conduce a la necesidad de estar en comunión, y viceversa.

Si se permite desarrollar una «conversación» racional entre estas necesidades en el tiempo es probable que emerja una experiencia de unidad profunda de «individualidad-encomunión » (Wilber, 1995). Este «hacer el amor» entre perspectivas complementarias da lugar a una nueva experiencia del yo que «trasciende e incluye» cada uno de sus miembros (Wílber, 1995).Un nuevo ciclo de aprendizaje comienza con un nuevo conjunto de diferencias.

Existen muchas habilidades prácticas disponibles y perspectivas posibles para llevar a cabo este proceso. Los diferentes modos de considerar una relación pueden dañar o favorecer su desarrollo.

Identificación

Cuando le preguntaron por la forma correcta de sostener una espada, Flynn replicó que uno debería imaginarse que está sosteniendo un pájaro. Si aprietas demasiado, el pájaro pierde la vida; si aprietas demasiado poco, el pájaro escapa y te quedas sin nada.

Principio Errol Flynn, del conocido actor de cine.

Con la vida ocurre como con principio de poder o del principio de cooperación, de la orientación materialista o de la espiritual. Cualquiera que sea el contenido, empezamos a identificarnos con esta posición, este camino, etc.

Esta identificación con una perspectiva nos proporciona un marco, un conocimiento desde el que hablar. Nos da una perspectiva única del mundo y nos ofrece la esperanza. Nos permite incrementar nuestras habilidades.

Pero, si la identificación se vuelve rígida y la convertimos en una ideología, dará lugar a la competición, a la especialización, al aislamiento, etc.

Tal vez la versión más clara de este planteamiento de las diferencias relaciónales es el fundamentalismo.

Finalmente, veremos que mantener una atención «ni demasiado tensa ni demasiado floja» permite que emerja el espíritu generativo del amor y que se creen soluciones y reconciliaciones.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *