fbpx

MaxiMizando Tu Liderazgo – ¿Ya definiste tus sueños?

Seguramente el tema del Liderazgo es uno de los temas que más se ha hablado. Pero sigue generando muchas preguntas. ¿Quiénes son los Líderes? ¿Dónde se encuentran? ¿Qué hicieron para llegar hasta donde llegaron? ¿Quiénes son esos hombres y mujeres que transforman lo imposible en posible?
Una de las características más destacables es la fuerza de voluntad que tienen las personas que lideran sus propias vidas. Esta es la historia de un hombre que se llamaba Glenn Cunningham que cuando era pequeño era el encargado de mantener la estufa en el colegio y un día resulta que la estufa estalló y se declaró un incendio. Este joven se vio afectado por el incendio y fue llevado al hospital y fue prácticamente dado por muerto. El médico le dijo a la madre que no iba a sobrevivir. Este chico muy posiblemente lo escuchó y decidió con toda su resolución que iba a salir adelante. Al cabo de un tiempo ya había desaparecido el peligro de su vida pero el médico afirmó que nunca iba a poder caminar y él decidió con todo su corazón que lo iba a volver a hacer. Estaba en una silla de ruedas, se tiró al piso en el patio del lugar donde estaba y fue reptando hasta una valla, su subió y comenzó a practicar, y así poco a poco fue recuperándose hasta que fue capaz de ir caminando al colegio, después llegó a ir corriendo al colegio, empezó a tomarle el gusto a correr y a aficionarse a este deporte. Este señor, Glenn Cunningham fue el que el 16 de junio de 1934 corrió en 4,06 la milla más rápida del mundo en ese momento.
Una persona que pasó de estar completamente desahuciada, que no iba a poder correr nunca más, se convirtió en la persona más rápida del mundo en aquel momento. Este es un ejemplo de perseverancia y voluntad. Y sobre todo de creer en las capacidades de uno mismo.
Y esto va unido a un concepto relativamente nuevo llamado “GRIT”. Este “GRIT” un rasgo del carácter es la capacidad de persistir a largo plazo, unido a una alta motivación y a perseverar. Pero no un perseverar por perseverar, sino en la capacidad para asumir riesgos en el camino que te hacen  crecer, que te hacen mejorar. Esta es básicamente la idea del “GRIT”. Sería nuestra perseverancia sumada a la capacidad de asumir riesgos a lo largo del camino.
Por eso hoy te invito a preguntarte:
-¿Qué meta o proyecto te apasionaría alcanzar? En una palabra: ¿Qué sueño te está quitando el sueño?
-¿Qué ganarías si lo alcanzaras? ¿Qué beneficios obtendrías cuando llegaras a esa meta?
-Y sobre todo y por último ¿cómo disfrutarías ese camino de perseverancia?

Y te dejo un secreto que quedará entre vos y yo, no siempre el que persevera triunfa, pero te aseguro que si perseveras serás una persona más poderosa y más sabia.

¿Ya definiste tus sueños?

Publicaciones relacionadas