fbpx

El cerebro del corazón lo encontramos porque existen una cantidad de investigaciones, una de ellas de Luciano Sposato que le valió sus becas en Cambridge y Japón que encontró que el corazón posee células parecidas a las neuronas y se comunican con ellas. El corazón es un centro de procesamiento de información complejo y autoorganizado que se comunica con el cerebro de la cabeza.

El cerebro del corazón, formado por el sistema nervioso del corazón, contiene 40.000 neuronas llamadas neuritas sensorias. Detectan las hormonas y los neurotransmisores en circulación. Traduce esta información química sobre el pulso y la presión y los impulsos neurológicos que envía el cerebro. A través de las fibras del nervio vago y la columna vertebral. El corazón tiene un sistema nervioso intrínseco que funciona autónomo del cerebro.

El corazón también experimenta de forma subjetiva el conocimiento y el sentimiento a través de la historia humana. Incluso para algunas civilizaciones antiguas es donde reside nuestra inteligencia.

Heart match de Boulder Creek – El cerebro del corazón

Este planteamiento nos ayuda a ver como se conecta el corazón con el cerebro. Vamos a estar planteándolo a través de diferentes niveles:

  • Neurológico: transmisión de impulsos nerviosos.
  • Biofísico: el pulso, la presión, las células, la actividad eléctrica.
  • Bioquímico: liberación de hormonas
  • Energético: campos electromagnéticos generados por el corazón.

Promueven una coherencia psicofisiológica, un estado que involucra un elevado grado de equilibrio, armonía y sincronización entre procesos cognitivos, emocionales y fisiológicos.

Técnica Cortar a través

1.- Tomar consciencia de un conflicto. Enfocando la atención en el corazón.

2.- Tomar la posición de observador de la situación, actuar como si fuera el problema de alguien más. Pensá en vos en tercera persona. ¿Qué te decís? ¿Qué observaciones tenés desde ahí?

3.-Imagina que llevas cualquier sentimiento distorsionado o desequilibrado a tu corazón. Dejá que se empape en ese lugar como si fuera un baño, que se relaje, integre y transforme. Dejá que el corazón haga lo suyo, tomando registro de las sensaciones e imágenes.

Encerrado en el corazón

Consiste en experimentar tu corazón a un nivel mas profundo para producir la regeneración física, mental y espiritual.

  1. Trasladá la atención de donde la tengas al corazón.
  2. Recordá el sentimiento de amor y conexión, pensá en alguien que tengas estos sentimientos si es necesario. Enfocate en un sentimiento de aprecio o gratitud o el sentimiento positivo que se ocurra. Quedate registrando allí todas las sensaciones por un lapso de tiempo de entre 5 y 15 minutos.
  3. Envía ese sentimiento de amor a vos y a quien desees en este momento.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *