fbpx

AutoHipnósis – Utiliza tus sentidos – Mundo Hipnótico #7 – Gastón Castro

Hola, soy Gastón Castro de Mundo Hipnótico y en la columna de hoy te voy a explicar un método de auto-hipnosis para que puedas ejercitar y alcanzar un estado de trance para el objetivo que sea que estés buscando.
Este método es el que utilizaba Betty Erickson, la esposa de Milton Erickson.

La técnica se divide en 2 fases:

En la primera fase haremos una auto-inducción, para ello te vas a sentar en algún lugar que te resulte cómodo y donde puedas estar tranquilo.

Una vez sentado/a vas a buscar algún objeto que puedas contemplar fácilmente como por ejemplo la lámpara de la habitación en la que te encuentras y vas a mirarla fijamente.

Luego debes repetirte tres frases sobre tu experiencia visual, como por ejemplo,  “Veo la luz de la lámpara; Veo el cuadro colgado en la pared; Veo la mesa”

Luego pasas al sistema auditivo y también te repites tres frases sobre tu experiencia auditiva, como por ejemplo, “Oigo el ruido de la heladera; Oigo el ruido de los autos que pasan por la calle; Oigo el ruido del perro rascándose la oreja.”

Por último te repites tres frases sobre tu experiencia kinestésica, como por ejemplo “Puedo sentir el peso de mis pies sobre el piso; Puedo sentir el peso de mi cuerpo sentado sobre la silla; Puedo sentir el peso de mi mano sobre mi muslo”.

Ahora repetimos el proceso reciclando los 3 canales utilizados (Visual, Auditivo y Kinestésico) pero esta vez hacemos solo 2 afirmaciones por cada uno de ellos utilizando dos partes adicionales visuales, dos auditivas y dos kinestésicas como por ejemplo: “Veo el picaporte de la puerta; veo el teléfono sobre la mesa; Oigo la gente hablando en la calle, oigo la respiración del perro; Puedo sentir el cansancio de mis parpados, puedo sentir el contacto de mi espalda con el respaldo de la silla.”

Repetimos una vez más el proceso pero esta vez hacemos una sola afirmación por canal, como por ejemplo: “Puedo ver el brillo de la luz reflejada en la pared, oigo el ruido de mi respiración y puedo sentir el contacto de mi remera con mi cuerpo.”

En la segunda fase, empezaremos por sentir que brazo y que mano parecen más ligeras y mientras intentas sentirlo empiezas a darte sugestiones diciéndote que la mano que parece más ligera seguirá pareciendo ligera y empezara a flotar con movimientos limpios e inconscientes sintiéndose atraída hacia tu cara y cuando se toquen entraras en un trance más profundo.

Puedes repetirte frases como “mi mano es liviana como las pluma, y en unos instantes va a hacer un pequeño movimiento, quizás un dedo, quizás la mano entera”. También vas a imaginar que tienes un racimo de globos de helio atados a la muñeca  y estos empujan tu mano hacia arriba, visualiza a tu mano subiendo empujada por los globos y trata de enfocarte en esos pequeños cambios que van surgiendo en tu mano y tu brazo. No te precipites, ten paciencia y aprovecha cada estimulo de movimiento para darte una felicitación por lo que estas logrando. Debes seguir dándote sugestiones hasta que la mano llegue a tu cara y ahí puedes pensar en relajarte completamente.

Esta técnica puede ser trabajo de un par de horas o días, solo debes ser perseverante y no desanimarte. Te invito a que en las próximas semanas nos vayas contando tus experiencias.

Sin más desde mundo hipnótico y hasta la próxima me despido recordándote que tu límite es tu imaginación.

Publicaciones relacionadas