fbpx

Aislamiento versus Sociabilización

Si bien a veces podemos sentir la necesidad de aislamiento, siendo mamiferos, es importante tener en cuenta que, como tales, somos seres sociales. La sociabilización genera beneficios en nuestras, emociones, cerebro y salud e general.

Si hablamos de emociones y la manifestación física de las mismas un estudio del hospital Central de Massachussetts descubrió que las personas más sociables tienen la amígdala mas grande. Sabemos que todo lo que sucede en el entorno modifica físicamente a nuestro cerebro debido a la neuroplasticidad del mismo. También disminuye el deterioro cognitivo a edades avanzadas. Somos seres sociales, seres de manada, vamos tomando a distintos grupos con los que realizamos distintas actividades e intercambiamos. Sucede desde que nacemos ya que nuestras funciones cerebrales se desarrollan y agilizan más y mejor en sociedad y con contacto.

También se descubrió que la interacción social genera más ramificaciones dendríticas lo que predispone a mayores conexiones neuronales.

Además se desarrollan más nuestras neuronas espejo, que son fundamentales para los aprendizajes por imitación de los primeros años de vida y para la sociabilización. Cuanto más sociables somos más nos seguimos desarrollando socialmente.

 

Algunos Tips

Igualmente fortalece nuestro sistema inmunológico haciendo que reduzcamos nuestra propensión a enfermedades.

El Dr. Néstor Braidot nos deja en su libro “Como funciona tu cerebro para dummies” nos deja cinco reflexiones para evitar el aislamiento:

  • Evitar el encierro
  • Superar el cansancio integrándose a grupos de actividades, como baile, juegos, etc.
  • Fomentar el ocio activo. Realizar actividades que nos distraigan y nos gusten, así tendremos también intereses en común con otras personas.
  • Aumentar la lista de contactos, hoy con las redes sociales podemos utilizarlas a nuestro favor para sumar mas conocidos.
  • Viajar, en los viajes se conocen nuevas personas, culturas y formas que amplían además nuestra forma de ver la vida.

 

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *