fbpx
La felicidad es un tema que a todos los seres humanos nos interesa, saber ¿qué nos hace felices? ¿Qué sucede en nosotros cuando estamos felices?.
Tan importante es la felicidad y el bienestar, que un grupo de economistas británicos en el 2009 crearon el índice del planeta feliz, éste estudio mejor conocido como Happy Planet Index, es un análisis que realizan cada año tomando en cuenta la expectativa de vida de 151 países en todo el mundo, y al mismo tiempo hace referencia a la biocapacidad que posee el país, tomando como observación las medidas por cada hectárea de productividad per cápita.

En la lista de los países, Costa Rica se destaca como el país más feliz del mundo del 2015, con un HPI (Happy Planet Index) de 64.0, Colombia en el tercer puesto con un HPI del 59.8,  Venezuela en el puesto nueve con un HPI del 56.9, Argentina en el puesto diecisiete con un HPI del 54.1 y USA se encuentra en el puesto ciento cincuenta y uno, con un HPI del 37.3, en el último puesto se encuentra Botswana con un HPI de 22.6 .

Pero la neurociencia nos muestra que nuestro cerebro posee un circuito que es estimulado por el deseo, Acción-Consumación, también conocido como, Sistema de Recompensa Cerebral, que está vinculado con el deseo, el anhelo, los caprichos, etcétera, pero, cuando cumplimos ese deseo, obteniendo aquello material que pensamos nos haría felices, después de todo no nos parece suficiente, porque no brinda realización personal, ni crecimiento, haciéndonos sentir insatisfechos y vacíos.

Cuando estamos felices, nuestro cerebro multiplica los neurotransmisores cerebrales como la dopamina, la serotonina, la fenilalanina, las endorfinas y la oxitocina, esta mezcla de ingredientes para nuestro cerebro, es un cóctel de placer y emociones que nos hace sentir la felicidad. Preparar el cóctel de la felicidad, es un cóctel que no lo prepara cualquier barman, y para beberte este cóctel, es importante tomar el primer ingrediente fundamental, tomar el control de nuestra propia vida, siendo los líderes de lo que vivimos.

Compartir es un ingrediente clave para nuestra felicidad, al compartir las cosas buenas con nuestra familia y amigos, podemos proyectar bienestar, e iniciar conversaciones con esta  práctica nos ayuda a reconocer lo positivo en nuestra vida, haciendo que nuestro cerebro asuma una perspectiva más optimista, sintiéndonos cómodos y más felices. De hecho, un estudio en la revista Nature Neuroscience revela que un ambiente positivo puede formar en el cerebro una conducta pro-social y de bienestar .

El siguiente ingrediente es Divertirse-Reír, es importante hacer una pausa dentro de la agenda diaria y tomarnos un tiempo para divertirnos y relajarnos, de esta manera podemos drenar el estrés, y las preocupaciones del día a día, además, divertirnos es una buena manera de celebrar las metas alcanzadas y los nuevos logros. Reír hace bien, asi que ríe al menos 15 minutos al día. Vivir una vida aburrida, con deberes y obligaciones nos convierte en personas poco sociables y malhumoradas, por eso es importante incluir la diversión en nuestro día a día.

Para poder dar lo máximo de nosotros es fundamental tener una buena salud, asi que Cuidar la Salud, es nuestro próximo ingrediente, de esta manera podremos mantenernos física y mentalmente en forma. Asi que mantén una alimentación balanceada acompañada  de una rutina de ejercicios, y por supuesto con suficiente descanso. Esto nos permitirá gozar de un mejor sistema inmunológico, sufriremos menos dolores, y viviremos más años.

Tener una meta es fundamental para mantenernos enfocados y ocupados en lo que queremos alcanzar, por eso es aconsejable trabajar en un plan para lograr los objetivos que nos planteamos, esto nos permite saber que tan claro estamos de lo que queremos y hasta donde queremos llegar. Recuerda que una meta clara, nos garantiza un camino acertado.

Otro ingrediente importante en este cóctel es Dar, y no nos referimos a dar cosas materiales, es dar aquello que tiene un valor emocional, como dar un abrazo, dar una palabra de aliento, una sonrisa, una palabra de reconocimiento, dar las gracias, esto hace que hagamos sentir a otros felices y también nos hace sentir bien.

Recuerda que la felicidad es un condicionamiento mental que asumimos frente a la vida, y se construye dentro de nuestros cerebros y por supuesto dentro de nuestros corazones, para lograrla, es importante asumir una vida con una actitud flexible, siendo optimistas y perseverantes. Haz de la felicidad, tu nuevo modo de vida.

Aquí un video con el resumen de la ponencia de Marita Castro.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *