Como en las columnas anteriores veníamos comentando, hoy terminaremos de hablar sobre algunos mitos populares sobre el liderazgo.
Este mito dice: “El Liderazgo es una habilidad poco común”. Creemos que los Líderes son seres místicos o que son tocados por algún hada madrina que los convierte en Líderes de película. Lo que es poco común es que esa habilidad se enseñe. Tanto cuando hice mi secundaria como en mi paso por la Universidad, nunca tuve una materia o un curso sobre “Cómo ser un Líder”. Muchos me dicen: ¿Porqué hay tan pocos líderes? A lo que yo les respondo: Hay pocos líderes porque no se les ha enseñado cómo serlo”. En mi experiencia personal con el trabajo con adolescentes, nunca vi que  asistan a algún curso sobre liderazgo. Y qué importante sería para ellos, tener estas herramientas para su vida cotidiana! Por eso, la razón por la cual hay tan poco Líderes no es que tiene que haber pocos Líderes, sino porque a las personas no se les enseña a ser buenos Líderes. Es por esto que mi compromiso como Coach es formar y desarrollar buenos Líderes.
Nuestro segundo mito de hoy dice: “Todos los líderes tienen personalidad carismática”. Es cierto que los Líderes tienen cierto carisma, ya que atraen y tienen ese magnetismo que hace que los podamos escuchar por horas. Pero lo cierto es que el carisma por sí solo no te convierte en un Líder. Si te puede convertir en una persona simpática, pero NO en un Líder. Una persona carismática no necesariamente va a ser un Líder, pero un Líder siempre va a ser de alguna manera una persona carismática. Si pensamos en el ejemplo de una fiesta, el carisma será la Carta de presentación. En cambio la Credibilidad será lo que te haga permanecer en ella.
Nuestro último mito dice: “Los Líderes controlan mediante la manipulación”. A lo largo de mi vida a visto a Líderes que utilizan la manipulación para distintos objetivos. Y hay que dejar bien en claro esto: no es correcto manipular a las personas. Bajo ningún punto de vista. Una cosa es la manipulación y otra muy distinta es la Motivación. La diferencia es esta: la Manipulación es movilizar a la gente en beneficio del Líder. Es cuando convoca a las masas solo para beneficio propio. Ahora, motivación es movilizar a la gente para beneficio de todos. Y eso es formidable, es lo que hacen los verdaderos líderes.
No perdamos de vista los factores más importantes que llevan a un liderazgo exitoso: el compromiso, una pasión por dejar huellas, una visión por lograr un cambio positivo y el coraje para la acción.

Esta Columna Fue emitida en el programa de Radio Efecto Butterfly, la edición “Hipnosis con Gastón Castro”, podes ver el programa completo en:

https://www.fandelavida.com/hipnosis-con-gaston-castro-programa-18/