El sentimiento del amor y el enamoramiento despierta sensaciones ligadas al placer para quien lo siente. Estas sensaciones placenteras nos despiertan a cada una distintas acciones en función de ese placer.

Desde algunas de las sensaciones corporales registradas de esta emoción, podemos tener, suspiros, sonrisas, sonrojarnos, revoltijo de estómago, mariposas que me revolotean en el estómago, electricidad al tocarnos, se nos eriza la piel, y todas las que vos registres en tu propio sentimiento.

Según los estudios de Hongwen Song “el amor cambia nuestro cerebro” , tomo una muestra de 100 personas con las siguientes características :

1.- los enamorados

2.- los que estaban solos

3.- los que habían dejado de estar enamorados.

Estas personas iban a probar tener la mente en blanco mientas estaban siendo monitoreados por los neurocientificos. Destacando aquí los circuitos cerebrales de recompensa, motivación y regulación emocional.

Las personas que estaban en pareja ponían la mente en blanco cuando se estimulaban estas áreas. Tenían además mayor conectividad de la red neuronal. Esto se traduce en una mejor gestión de emociones y resolución de conflictos.

Fisher nos cuenta que la activación del circuito de recompensa nos activa el deseo que de querer estar con la otra persona. Por eso la frase “adictos al amor”.

Sin lugar a dudas el enamoramiento lleva a cambios en nuestro cerebro. Si es reciproco la retroalimentación por medio de nuestras neuronas espejo lo eleva más todavía.

Principales neurotransmisores del enamoramiento: oxitocina, endorfinas, dopamina, noradrenalina, serotonina.

Que actividades lo liberan: tiempo compartido, besos, caricias, pensar en el otro, expresar cosas agradables.

Enamoramiento

Somos atraídos por aquellos que tienen un sistema inmunológico que complementa al nuestro. Captamos esto a través del sentido del olfato, a través de diminutas partículas químicas liberadas por la otra persona llamadas feromonas.

Esto se complementa con nuestras experiencias pasadas, mediante las cuales hemos desarrollado ciertas preferencias y atracción a determinado tipo de personas.

A veces, construimos esta atracción mediante procesos de pensamiento que nos ayudan a enamorarnos.

Estos procesos de pensamiento resultan en cambios químicos en el cerebro, químicos como la Fenitílamina y la Oxitocina, que son liberados y que nos producen un poderoso estado estimulante.

Poder disfrutar de la vida nos lleva a responder ante ella. Permitir que la vida nos atraviese. El enamorarnos, dejarnos ir al escuchar música, rindiéndonos ante las emociones al ver una película.

Se trata de momentos de entrega, realmente vivimos. Nos volvemos con mayor atracción cuando tomamos toda autoconciencia y quedamos absortos en el momento. Entonces, probablemente la persona correcta aparecerá.

Siempre teniendo en cuenta que la perfección no existe.  Todos tenemos defectos y virtudes. Se trata de encontrar a una pareja que ames, un trabajo que ames y tú puedes escoger uno.

Tener en cuenta que la idealización que podemos llegar a hacer suele decepcionarnos.

Para encontrar pareja, es importante estar con alguien con quien puedas conectarte desde el amor, el compartir, la felicidad de estar en unión. Una de las cosas que decimos con mi pareja donde hoy somos felices es nuestra unión es un “circulo virtuoso” y honrar todo lo que en él construimos.

Enfocarnos en sentirnos bien y estar en bienestar con nuestras relaciones.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *