La respiración influye en la calidad y eficacia mental tanto cognitiva como somática. Oxigena nuestro cuerpo en su totalidad. Filtramos gases del cuerpo como el dióxido de carbono.  Ayuda a filtrar nuestra sangre, siendo esencial para nuestra supervivencia.

Un viejo proverbio Hindú dice que llegamos al mundo con un grito de respiración y nos vamos de él con una exhalación. Muchas civilizaciones antiguas la llamaron el “aliento de vida”.

También nos ayuda al rendimiento óptimo mental y físico.  Es una de las funciones autónomas que realizamos que también puede controlarse de forma consciente.

Así podemos utilizar este anclaje tan natural para mantenernos en el momento presente. Orientando nuestra conexión a esta inteligencia somática. Libera pensamientos y reacciones emocionales.

Estudio sobre el ritmo de la respiración y la conducta neuronal en la memoria y las emociones

Esta práctica se basó en si la respiración en cuestión era por nariz o por boca. Los individuos de la muestra tenían mas probabilidades de recordar un objeto si cuando lo habían encontrado estaban inhalando más que exhalando. Esto siempre y cuando respiraran por nariz ya que no sucedió cuando la respiraban por boca.

Esto se debe a un cambio radical al respirar en el funcionamiento de la amígdala y del hipocampo. La actividad se estimula en la inhalación y no en la exhalación. Al hacerlo por nariz además estimula la memoria sensorial y emocional.

Practica de respiración de Thich Nhat Han

Al inspirar repetir el mantra “Inspirando estoy en calma”. Al exhalar podemos decir “Espirando Sonrío”.

Luego de varias prácticas se puede agregar al inspirar “Habito el momento presente” Al exhalar “Se que este es un momento maravilloso”.

Practica de respiración cuadrada

1.- Inspirá contando hasta cuatro.

2.- Contené la respiración contando hasta cuatro.

3.-Exhalá contando hasta cuatro

5.-Repetir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *