Estudios del Dr. Milton Erikson

In Programación Neurolingüística (PNL) by FandelaVidaLeave a Comment

En el caso del Dr. Erikson el don salió de todo esto que le fue pasando y que muy inteligentemente convirtió en tratamientos para otros más adelante.
Stephen Gilligan nos cuenta que todos venimos con una herida que sanar y un don para regalar a la humanidad.

Estudió en la universidad de Wisconsin, de lo primero que se recibió fue de médico, estudiando también psiquiatría y psicología.

Comenzó sus estudios de hipnosis en la universidad, y realizó varias investigaciones dentro de sus tratamientos, Clark Hall participó en su clase sobre la posición natural que el tomaba de la hipnosis en psicología.

Estudió los cambios de consciencia y como colaboran esas modificaciones, resolviendo y potenciando los aprendizajes.

En sus comienzos lo utilizó primero con sus hermanos y hermanas, y con una de ellas en especial, que por esa época se encontraba cambiando sus dientes de leche. Tenía que hacer algunos tratamientos odontológicos por la forma en que se encontraban creciendo sus dientes y desde ahí comenzó a escribir sobre hipnosis para los dentistas. Sacando dos libros que se hicieron bastante populares.

Luego de graduarse en psicología, comenzó a trabajar en un hospital psiquiátrico y se dejó el bigote para parecer más grande, ya que todos le decían que parecía mucho más joven de lo que era en realidad, aparentaba menor edad de la que tenía.

Se casó apenas salió de la universidad con la hija de un abogado y se divorciaron cuando su hija tenía dos años. Luego de esto se mudó a Michigan con sus hijos Lance Erikson y Albert.

Allí conoció a Miss Moore, quien comenzó trabajando como su asistente, Betty, quien luego se convirtió en su pareja. Juntos tuvieron a su hija Carol. Erikson, Betty y sus ocho hijos vivieron juntos donde también trabajaban en la clínica en Phoenix.

Cuentan sus discípulos que preparaba para cada paciente una inducción que comenzaba con 20 páginas para terminar en solo cinco y poder utilizarla en ese paciente. Iba mejorándola cada vez antes de probarla nuevamente.

Sus días en el FBI

Albert Erikson nos cuenta que también trabajó con Edgar Hoover con todo lo que fue desarrollando. La relación comenzó con un agente del FBI, que había olvidado unas claves y le habían dicho que esa información podía estar en su inconsciente y que podía recuperarse con hipnosis. Este agente fue a ver al Dr. Erikson quien le ayudó a recuperar esa información, por recomendación de Gregory Bateson, quien también luego comenzó a trabajar allí. Desde ese momento venía un auto del FBI para llevarlo allí y realizar varias investigaciones.

En la CIA conoce a Bateson de quien se hace amigo entrañable y estudia a los indígenas y la cultura indígena con sus opciones y rituales.

Leave a Comment