Diálogos apreciativos y la aprecitividad

In Coaching, Entrevistas, Radio by FandelaVida

La apreciatividad y los diálogos apreciativos vienen a constituir la temática de la entrevista que compartió Santiago A Otero, quién habló sobre la importancia de la aplicación de estos dos factores en el desarrollo del ser.

Santiago A Otero se define como una persona feliz y agradecida con cada una de las cosas que la vida le ha regalado,  ya que, como él mismo señala son motivo de agradecimiento cada una de las etapas y experiencias desarrolladas a lo largo de la vida, debido a ello, Otero refleja que estos aspectos de la vida del individuo se van desarrollando a través de los diálogos apreciativos.

Partiendo un poco de la historia, es necesario destacar que el creador de esta metodología fue el norteamericano David Cooperrider, quien la denominó indagación apreciativa,  pero debido al periodo coyuntural en el que se comenzó a aplicar y estudiar en la Argentina se decide hablar de diálogos apreciativos.

La apreciatividad es la capacidad que se posee para despertar emociones positivas, rescatar lo valioso y lo significativo de las personas, los acontecimientos y las cosas, es por ello, que cuando apreciamos mejor el mundo somos capaces de ampliar nuestro marco de oportunidades y posibilidades. Cuando somos apreciativos elegimos enfocarnos en lo mejor.

Así mismo, Santiago A Otero señala que hoy día la real denominación de esta metodología sería la unión de la indagación y los diálogos apreciativos, ya que hay tres factores influyentes en su desarrollo, la indagación, el diálogo y la apreciatividad.

Cuando se utiliza el término de indagación,  esto va referido a las preguntas que el individuo se establece, es en este punto donde la persona se encuentra frente a un poderoso generador de cambio, pero esto no sólo se hace preguntándose,  sino hacerlo apreciativamente,  enfocándose en lo mejor. En este sentido, es importante ver y reconocer lo mejor y lo más valioso de las personas,  los sucesos y las cosas por las que pasa.

Cuando se habla de apreciatividad, se habla del método que se utiliza para enfocarse en lo que le hace bien,  como factor para buscar la excelencia ya que la apreciatividad está vinculada a ver lo mejor y lo más valioso de las personas.

Por su parte, los diálogos apreciativos pueden desarrollarse desde diversos puntos,  los cuales pueden ser desde el núcleo familiar hasta las grandes organizaciones, siempre en busca de generar visiones compartidas y desarrollar proyectos prácticos, los diálogos apreciativos se conocen por ser  procesos autogestionantes.

Así mismo, Santiago Otero destaca la necesidad que existe del aporte de todos los individuos que constituyen las organizaciones, familiares o laborales, depende cual sea el caso , con la fin de mejorar y reformar los procesos, ya que a través de estos diálogos apreciativos se busca mejorar los procesos apuntando al éxito de la organización.  Dentro de los diálogos  se busca desarrollar una visión compartida, donde se ponga a prueba el trabajo en equipo con la finalidad de desarrollar proyectos y posibilidades a través de acciones concretas que permiten a ese grupo de personas aportar desde su área de conocimiento y confort estrategias positivas para el éxito, aunque Santiago Otero también señala que la apreciatividad es aplicable a trabajos individuales.

[useful_banner_manager banners=11 count=1]

Dentro de las variables del Coaching está el Coaching apreciativo y tiene como razón fundamental enfocarse en las posibilidades que existe en las experiencias de éxito, además se puede destacar que esta variable busca que la persona logre a través de sus capacidades empoderarse y conseguir ser exitoso en todo lo que se proponga. El coaching apreciativo no se enfoca en lo que falta, sino, en ir buscando posibilidades basadas en las experiencias de éxito, y de ahí, seguir esos pasos positivos que te llevaron a cumplir esas experiencias, así como lo señala Otero,  donde destaca que a través de la apreciatividad se busca soñar en grande, a dónde se quiere llegar y después diseñar los proyectos basados en el éxito y los aspectos positivos, que no son más que imanes para atraer cosas buenas.

Se hace necesario poner en práctica algunas características que harán apreciar más los procesos, entre las que destacan poner un stop a la negatividad, enfocarse en aumentar la visión de las oportunidades para promover el optimismo, apostando así, a la innovación y la creatividad, ya que todo esto nos hace sentir bien y mejorar la salud.

Es por todo lo antes mencionado, que la metodología apreciativa busca enfocarse en las fortalezas y los recursos que nos hacen crecer, buscando aumentar las emociones positivas motivandonos a desarrollar las potencialidades con el fin último de hacernos individuos capaces de resolver los conflictos de manera efectiva.

Te invitamos a profundizar mirando el programa.