Perdón una declaración – ¿Nos perdonamos realmente?

In Coaching, Programación Neurolingüística (PNL) by FandelaVidaLeave a Comment

Definición de Perdón

Según la RAE (Real Academia Española), el perdón es liberar a alguien de la carga que tiene por algún acto.

En palabras del mismo Rafael Echeverría “El perdón a sí mismo tiene el mismo efecto liberador de que hablábamos anteriormente y hacerlo es una manifestación de amor a sí mismo y a la propia vida.”

 Concepto Ontológico

Desde la ontología del lenguaje, conceptualizada por Rafael Echeverría, se trata de un acto lingüístico incluido en las Declaraciones.

Las declaraciones son aquellas sentencias crean algo nuevo, el mundo para quien realiza la declaración, luego de realizarla cambia.

Las declaraciones son generativas. Pueden ser colectivas para muchas personas o para la persona que lo declara en forma individual; por ejemplo:

  • declaración de Independencia de un país,
  • declaración del juez de inocencia o culpabilidad
  • la declaración de un Juez de Paz : “Los declaro marido y mujer”
  • lo que declaran los árbitros de fútbol.

Cuando nosotros con nuestras acciones o dichos ofendemos o hacemos daño a alguien mas, corresponde que asumamos responsabilidad por ello.

Decir Perdón

La forma mas común que utilizamos es decir “Perdón”, aunque a veces no alcanza únicamente, además requiere de algún otro acto para reparar.

A veces en castellano lo que hacemos es pedir perdón, pero esto tiene implícito, una devolución de parte del otro componente de la relación.

En cambio el decir perdón me libera a mi de la carga independientemente de la respuesta del otro.

Para liberarme de lo que genera una carga no es estrictamente necesario decírselo al otro, hay casos en los que no quiere escuchar o no se puede juntar con el otro por el motivo que fuere, también es válido y puedo estar sacándome una carga de encima.

Suele estar relacionado con el acto lingüístico de las promesas y pasa cuando luego de realizarlas estas no son cumplidas, suele sobrevenir la declaración de perdón para reparar este incumplimiento.

Al caer en el resentimiento generamos dependencia con aquel que consideramos responsable, esto atenta directamente contra nuestra felicidad y nuestra libertad.

Al perdonar dejamos de ser víctimas de esta situación, nos hacemos cargo de nosotros mismos y de nuestro propio bienestar.

Es necesario darle importancia al olvido o no del hecho, ya que no se encuentra ligado a la declaración de perdón, ya que el olvido o no depende de un proceso cerebral distinto.

Mientras que el perdón es una acción que podemos elegir realizar o no.

Es importante recordar que la primer relación que tenemos y que cuidamos es la relación con nosotros mismos así que todo lo dicho también vale para nosotros.

Nos perdonamos cuando reconocemos que en el pasado actuamos de una forma distinta a la que actuaríamos ahora.

Más allá de la Ontología

William Fergus Martin, propone cuatro etapas para ejecutar el perdón:

1) que se necesita perdonar y para que

2) Reconocer el verdadero sentimiento ante la situación

3) cuales son los beneficios que traerá realizar la declaración de perdón

4) comprometerse con el perdón.

 Algunas personas utilizan al mismo nivel la palabra disculpa, analizada etimológicamente, el prefijo “dis” significa disolver lo que sigue, entonces sería disolver la culpa. De esta forma también se admite la culpa y la carga que esto conlleva.  El efecto liberador se anula ya solo cambio la palabra de la carga.

Leave a Comment

WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.