Seleccionar página

La habilidad social se trata de capacidades requeridas para ejecutar de forma competente una tarea. Estas habilidades pueden ser innatas o adquiridas. Lo que si podemos definir es que se trata de habilidades especificas. La competencia se da mas en una generalización evaluativa.

Es importante considerar la habilidad social dentro de un marco cultural, que determinara cuales son los patrones de conducta social aceptados y cuales no dentro de esa cultura. Por lo tanto lo primero que vamos a hacer es poder tomar consciencia de los patrones de conducta social de la cultura a la pertenecemos y de la cultura de cada uno de los grupos a los que pertenecemos.

Más allá de la cultura a veces nos parece que ya tenemos desarrollada una conducta social de forma intuitiva. El contexto cambiante determina estas habilidades.

También es importante destacar que dos personas pueden actuar de forma totalmente diferente en la misma situación y definirse de ambos que tienen habilidades sociales.

Este tipo de habilidades nos ayudan a tener eficacia a la hora de alcanzar los objetivos, mejorar la relación  e interacción con otras personas, eleva la autoestima.

Habilidad Social: Conducta Socialmente habilidosa

La capacidad compleja de emitir conductas refuerzo con los demás, de reconocimientos y espacios de mejora. Honesta expresión de los sentimientos, preferencias y deseos. Acciones de acuerdo a intereses del bien común. Comunicación efectiva. Comunicación asertiva, respetando los derechos propios y ajenos. Analizando el contenido de estas acciones tanto como el resultado, ya que el resultado de las mimas nos ayudará a perfeccionar nuestras habilidades en las acciones.

Como consecuencias de las mismas se tendrán refuerzos sociales en las comunidades a las cuales pertenezcan.

Se puede evaluar también en la capacidad de respuesta que se tiene en cuanto a las resoluciones. Identificando capacidades especificas de relaciones. Implica tres dimensiones posibles, una dimensión personal, una dimensión conductual y una dimensión situacional. Parten del presupuesto que el individuo puede elegir libremente sus acciones y conductas.

Capacidades de asertividad incluidas en habilidades sociales son:

  • Saber decir no
  • Hacer pedidos y reclamos y promesas
  • Expresar sentimientos
  • La capacidad de iniciar, mantener y finalizar conversaciones
  • Decir perdón
  • Admitir ignorancia
  • Saber dar reconocimientos y feedback

El temperamento personal propiciará o no la expresión personal de emociones y habilidades conversacionales.  Incluso en alguno de los trabajos de Panksepp determinan que los niveles de endorfinas y oxitocina altos propician las habilidades sociales.

En la observación de los niños de Bellack  y Morrison hubo una directa relación de lo que en programación Neurolingüística llamamos modelado implícito de los padres o bien adultos que estuvieron a cargo de su crianza. También la enseñanza directa de conductas verbales como no verbales observaron que suelen comenzar desde los padres. A tener en cuenta que como toda conducta aprendida se desarrolla y se puede olvidar por falta de uso.

Se tratan de competencias adquiridas.

La conducta social se conceptualiza sobre las bases de reciprocidad e influencia mutua. Es posible en relaciones simétricas.