Seleccionar página

Teniendo en cuenta el contacto social más allá del aislamiento aquí van algunas habilidades sociales para tener en cuenta.

Debido a nuestra comunicación como puente podemos decir que compartimos distintos tipos de relaciones con diferentes personas.

Por lo tanto revisaremos los tipos de creencias que nos alejan de las relaciones sociales:

  1. Las amistades se forman al azar.
  2. La mayoría de las personas no se encuentran dispuestas a formar nuevas relaciones.
  3. Las relaciones se desarrollan rápidamente.
  4. No se puede aprender nada sobre relaciones, son lo que son.
  5. Solo es cuestión de sentimientos
  6. Nadie puede hacer gran cosa para sostener relaciones
  7. Para mantener a los amigos cercas no hay que hacer nada.

En las relaciones podemos ir conformando lo que llamamos el ritual de la relación. En el cual empezaremos por registrar lo que requiere de nosotros cada una de las relaciones para seguir sosteniéndose.

Los contextos sociales en los que nos movemos van a propiciar o no la forma en la que nos relacionamos.

Habilidades que podemos realizar para tener contacto social

Lo primero que podemos establecer es que actividades podemos realizar que nos acerquen a ese contacto social.

  1. Visitar gente, aunque sea en juntadas virtuales
  2. Asistir a encuentros de conocidos
  3. Formarse en capacitaciones para adultos
  4. Practicar deportes
  5. Ir a acontecimientos culturales
  6. Juntarse con la gente del trabajo fuera de el
  7. Hacerse miembro de organizaciones

Asimismo este tipo de creencias nos lleva a conductas de relaciones sociales.

Conductas de habilidades sociales es poder tomar la iniciativa en una relación. Encontrar intereses en común.

 Conductas cálidas: mirar a los ojos, inclinarse hacia la persona cuando habla, sonreír con frecuencia, asentir con la cabeza, levantar las cejas, expresarse con gestos en general.

Conductas frias: mirar hacia otro lado, fruncir el seño, decir que no con la cabeza, agarrarse las manos, jugar con la punta del pelo.

Habilidades para cambiar

En segundo lugar es importante rescatar habilidades para modificar en nosotros mismos que nos acerquen a este contacto social requerido.

  • Aprender a divertirnos solos, hace que seamos divertidos en compañía.
  • Estar demasiado ocupado como para juntarse con alguien.
  • Hacer preguntas casuales sobre los intereses ajenos
  • Pedir permiso para participar de diferentes encuentros.
  • Solicitar ayuda u opinión.
  • Hacer ofertas para acompañamiento
  • Compartir experiencias, sentimientos y opinones
  • Saludar y presentarse.

Algunos ítems que es importante tener en cuenta antes de iniciar cualquiera de las acciones que nos llevan a tener habilidades sociales:

  • Ser positivo
  • Hablar directamente.
  • Cultivar una perspectiva diferente
  • Anticipar reacciones
  • Buen humor
  • Utilizar frases iniciales cortas
  • Hacer preguntas abiertas
  • Cultivar la curiosidad
  • Seleccionar objetivos alcanzables
  • Estilo propio
  • Mirar a los ojos
  • Sonreír
  • Recompensar

Finalmente podemos revisar rituales para tener en cuenta con relaciones ya afianzadas:

  • Exposición de sentimientos, suposiciones e impresiones mutuas.
  • Expresar pensamientos y opiniones personales
  • Intercambiar información sobre un tema
  • Comunicar fantasías, sueños, imágenes, metas y deseos
  • Hacer actividades conjuntas
  • Reírse juntos, contar anécdotas e historias.

Además de todo lo que se nos ocurra que fortifique una relación.