Seleccionar página

Verificaremos el atasco conversacional y que podemos hacer con ello.

Atasco Conversacional Principio 90/10

La razón por la cual la mayoría de conversaciones se atascan, especialmente las nuevas conversaciones, desde el mismo inicio es porque no se entiende el concepto de “proporciones” en una conversación.

Cuando empezas a conversar con alguien nuevo, especialmente alguien que no conoces todavía, van a ser tan fríos en sus cabezas como tú eras antes de iniciar la conversación.

En otras palabras, para la primera conversación, cuando todavía no te conocen, no sienten mayor motivación para hablar contigo, y además tenemos eso que la mayoría da en llamar nervios por la interacción con un desconocido, es algo natural.

El principal reto es el darle a tu interlocutor(a) la oportunidad de “prender motores” y arrancar.

¿Cómo se hace esto?

Atasco conversacional: tips del 90/10

Mantente hablando: La regla es así de simple. Volvé sobre tus palabras, dando espacios para preguntas si nos las hay seguí con tu conversación.

Podes hacer uso de las preguntas retóricas, que son preguntas que se hacen sin esperar respuesta. Utilizadas en el dialogo desde los griegos y bases filosóficas humanas.

Por lo general es parte de un discurso con el propósito de hacer pensar al oyente. Suele expresarse como una afirmación expresada con forma de pregunta que se formula de modo que quien escucha entienda el sentido de esa afirmación

implícita. Por ejemplo, preguntar cosas como ¿no cierto?, ¿verdad?, ¿Sí o no?, ¿Para que me sirve esto? Y explicarlo luego.

Las preguntas deben realizarse de forma casual para evitar avasallar a la audiencia, involucrándola en la charla, disertación, clase, conversación etc.

Verifica aquí cual es el interés de la audiencia y seguir por allí, los ejemplos deben darse de acuerdo a ese interés.

El principio 90/10 consiste en que tú inicias la conversación, tomas la responsabilidad y el control de ella la mayor parte del tiempo, el proporción 90 tú y 10 la otra persona. Conforme a avanza la conversación y el hielo se rompe la persona empezará a abrirse,

 En este punto tu comienzas a soltar el control y a bajar la proporción: 80/20, 70/30, 60/40. Hasta que todo sea de forma inconsciente y ya no haya que tomarlo porque estarán en esa burbuja en la que comparten el modelo mental de aquello que quieren conversar.

Atasco conversacional: sistemas de reconocimiento.

Reconocer las señales que las personas te están enviando para saber si estás despertando el interés en el interlocutor.  Esto lo realizamos a través de las claves analógicas del lenguaje. Preguntando para estimular a la participación y escuchar que le pasa a nuestra audiencia, cuales son sus inquietudes.

Es importante utilizar los sentidos. Tus ojos y oídos serán tus mejores amigos, es necesario observar las reacciones y aprender a leerlas.

 La clave está en prestar atención, desasociándote de vos y fijarte en quien escucha. Poder notar emociones, interés y curiosidad en el otro. Sostener la conexión con quien o quienes estoy conversando.

La clave de esto es saber que no charlas sólo con las palabras que usas, sino que hablas con tu tono de voz, con tu volumen de voz, tu tono, tus inflexiones de voz y tu lenguaje corporal. El movimiento de manos que acompaña lo que decís le da afirmación y congruencia y también puede invitar al otro a participar de la conversación.

La práctica hace al maestro

Refrán popular. Para todas estas experiencias es necesaria la práctica.